En primera persona con Enrique Inda, escritor, bibliófilo y coleccionista de obras de Neruda

Comenzó a coleccionar primeras ediciones del poeta cuando estudiaba en la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Chile, después de asistir a uno de sus recitales de poesía. Hoy lo recuerda como su amigo.

  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Enviar por correo

En el marco del 50 aniversario de la entrega del Premio Nobel de Literatura al poeta Pablo Neruda (1971-2021), la curadora del Museo del Libro del Mar de Puerto San Antonio, Norma Alcamán, entrevistó al coleccionista y bibliófilo Enrique Inda, quien además es arquitecto y director de la Sociedad de Bibliófilos de Chile.

 Imagen foto_00000002

Inda -primer vicepresidente de la Fundación Pablo Neruda- lo recordó en sus distintas facetas: su poesía, ejemplares dedicados, su historia de coleccionista de libros antiguos, hasta una botella de vino que el poeta le regaló y que aún conserva.

 

-¿En qué momento de su vida conoció a Neruda?

-La primera vez que lo vi fue cuando estudiaba en la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Chile donde recitó alguno de sus poemas y conversó con los estudiantes. Recuerdo que le preguntaron qué consejos le daría a un joven que está empezando a escribir poesía, y él respondió que debía leer, leer mucho a los grandes poetas y luego copiar, hasta encontrar una voz propia.

 

-¿Cómo fue el primer encuentro en persona?

-Fue en la casa de un amigo común, cuyos padres eran muy amigos del poeta. En esa oportunidad, mientras trabajábamos en un proyecto, se nos acercó y tomó las maquetas que habíamos hecho y nos hizo preguntas sobre arquitectura. Después supe que le gustaba la arquitectura y lo pude comprobar un par de años después, cuando me reuní con él con frecuencia. De hecho, en el diseño y construcción de sus casas, él se había involucrado mucho. En ellas está su sello, llegando incluso a que se construyeran algunos recintos para albergar parte de los objetos que había ido coleccionando y recogiendo en distintas partes del mundo.

 Imagen foto_00000001

-¿Cómo inició su amor por los libros y la lectura?

-A los siete u ocho años. Mi padre frecuentaba las librerías clásicas de Santiago Centro y las de libros viejos. Me llevaba con él y me compraba un libro que a él le parecía apropiado para mi edad y yo elegía uno que a mí me gustara.

 

-¿Cuándo se convirtió en un coleccionista de Neruda?

-En mi época de universitario comencé a comprar primeras ediciones de sus libros con el dinero que ganaba dibujando en oficinas de arquitectos. No eran tan escasas y caras como hoy. Compré la edición clandestina con pie de imprenta falso del “Canto General” que se imprimió en Chile simultáneamente con la de México. Fue una de las primeras joyas que tuve. Con el paso del tiempo me hice amigo de algunos libreros de la calle San Diego, quienes me ayudaron a formar mi biblioteca. Había confianza con ellos porque recordaban a mi padre y por lo tanto me fiaban. Pablo Neruda, como buen bibliófilo, también visitaba diversas librerías buscando títulos antiguos, de primera edición. Además, era un gran lector.

 

-¿Cuál es su libro favorito del escritor?

-La relación con los libros es de afecto, por esto, mis preferidos son los libros que me dedicó Neruda. Entre mis preferidos está el “Canto General”, que es una obra maestra de la literatura hispanoamericana por su contenido. El libro que siempre recomiendo a los jóvenes es “Residencia en la tierra” y “Estravagario”. También “Odas elementales”, y por supuesto “Los versos del capitán”, que a mi juicio contiene los mejores versos de amor que escribió Neruda, y cuya primera edición se publicó en Italia en forma anónima.

 

-¿Qué reflexión le gustaría compartir?

-Siempre he pensado que la lectura es una forma de enriquecer el alma, la vida, las relaciones con nuestros semejantes, familiares y amigos. Los escritores nos han dejado obras maravillosas, las que al leerlas nos abren un mundo que va mucho más allá de la cotidianeidad. Siempre voy a recomendar la lectura porque trae luz y esperanza a nuestra vida.

 

     

 

 

  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Enviar por correo

ARTICULOS RELACIONADOS

140 niños y jóvenes de la comuna participaron en la “Copa Agustín Morandé Bustos”

140 niños y jóvenes de la comuna participaron en la “Copa Agustín Morandé Bustos”

El campeonato de fútbol, organizado por el Club Deportivo Unión Los Llanos junto a Puerto San Antonio, finalizó este viernes con la disputa de los últimos encuentros y la ceremonia de premiación. El torneo rindió tributo a la memoria de un pequeño jugador del equipo local, quien compitió en versiones anteriores del certamen y falleció a los 6 años de edad.

Ver más